Iniciaré el año con el lanzamiento que más esperaba… para el año pasado. Así es, el séptimo álbum de estudio de estos suecos estaba prometido para el 2010 y no es hasta este año que ve la luz. La espera fue larga y tortuosa, más para alguien que los escucha tan insanamente como yo, pero por fin podemos disfrutar de lo nuevo de estos vampiros EBM.

El álbum cumple con lo esperado, sigue el sendero de evolución hacia un refinamiento que han ido construyendo desde su primer disco y que no es hasta sus últimas entregas que suena más amigable y menos industrial, no por ello malo, para nada.

Lo usual con Covenant es una visión de un mundo decadente, “Modern Ruin”, que en su título lo dice todo, sigue con la temática característica mientras ritmo hipnóticos de sintetizadores crean el ambiente perfecto, de un invierno fabril perpetuo.

Lo he escuchado más de lo que es sano escuchar un disco y no puedo encontrarle un defecto, pero claro, soy fan, sin embargo puedo decir que este trabajo es perfecto para entrarle a la banda, es digerible, melódico, hasta algo pegajoso a ratos, sin dejar de ser obscuro.

Covenant ha regresado, todo lo demás no importa.

C O V E N A N T
Covenant @ MySpace

Cómpralo en Amazon.com